jueves, 11 de julio de 2013

Cambiar de país sin cambiar de coche


Se podrían ahorrar 1.500 millones de euros al año en la Unión Europea si se simplificara la matriculación transfronteriza de coches. La dificultad de transferir automóviles entre los 27 Estados de la UE es uno de los 20 problemas principales de los que se quejaron los europeos. En la comisión parlamentaria de Mercado Interior y Protección del Consumidor, los eurodiputados votaron este 9 de julio la propuesta de la Comisión Europea de simplificar los trámites.

Cruzar a diario las fronteras como hacen las personas que viven y trabajan a caballo entre dos países, comprar coches de segunda mano en otro país de la Unión Europea o pasar la mitad del año en una residencia de verano con su propio coche debería ser más fácil en el futuro. La Eurocámara está examinando el reglamento propuesto por la Comisión Europea para simplificar la transferencia de vehículos entre los 27 Estados de la UE.

La matriculación de los coches fue identificada en el informe de la Comisión sobre "la eliminación de los obstáculos a los derechos de los ciudadanos de la UE" como una de las 20 quejas más frecuentes de los europeos. "Queremos demostrar que el mercado interior funciona", afirmó el eurodiputado liberal de los Países Bajos encargado de la propuesta, Toine Manders.

Matriculación

Clarificar en qué país los ciudadanos deben matricular su coche, si viven en un país y usan su coche especialmente en otro Estado de la UE; simplificar el trámite de matriculación cuando el coche y su dueño cambian de país de residencia; y crear una base de datos europea son los objetivos principales de la propuesta de la Comisión Europea. Siempre que sea compatible con la normativa nacional, también se da opción a los ciudadanos y empresas de elegir una matrícula con los colores nacionales o con los de la Unión para los vehículos que deban volver a matricularse para trasladarse a otro país de la UE.

Los coches comprados en el extranjero son un ejemplo de porqué se necesitan nuevas reglas. Según Claudia May, del club alemán de automovilismo ADAC, es imposible que un consumidor que encuentra un coche más barato en un país que no es el suyo, lo compre y lo conduzca en su país legalmente. Las matriculas temporales de un país no se aceptan en el resto y no se puede asegurar el vehículo.

Rebajar precios

Otro caso por resolver es el de los coches de alquiler: si han sido matriculados en un país, no pueden alquilarse en otro, explica John Lewis, representante de Leaseurope. Simplificar l matriculación de los coches ahorrará tiempo y dinero a los ciudadanos y a las empresas de la Unión Europea.

Por otro lado, no existe ningún sistema de intercambio de datos que detecte cuando un coche robado ha sido matriculado en otro país de la UE. Una base de datos continental resolvería el problema.

Está previsto que el pleno del Parlamento Europeo vote las nuevas reglas a principios de 2014.

Más información: Parlamento Europeo/En portada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada