viernes, 31 de mayo de 2013

La Comisión celebra el acuerdo histórico sobre la nueva red transeuropea de transporte



El Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Transportes, Siim Kallas, ha celebrado el acuerdo entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento sobre las propuestas dirigida a transformar el mosaico actual de carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y canales en una red de transportes unificada (RTE-T).
El Vicepresidente Kallas ha declarado que «este es un acuerdo histórico para crear una potente red europea de transporte a través de los 28 Estados miembros. El transporte es vital para la economía europea, ya que, sin buenas conexiones, Europa no crecería ni prosperaría. Este acuerdo conectará el Este con el Oeste y reemplazará el mosaico actual por una red genuinamente europea. Se trata de un paso importante hacia la construcción de una nueva red de transporte, que será la columna vertebral de impulso del crecimiento y de la competitividad en el Mercado Único Europeo».
El acuerdo de hoy establece una red principal de transporte que se ha de concluir en 2030 y que será la columna vertebral del transporte en el mercado único. La financiación de las infraestructuras de transporte a través del Mecanismo «Conectar Europa» (para el período comprendido entre 2014 y 2020) también se centrará en esta red principal de transportes, cubriendo las conexiones transfronterizas que faltan, eliminando cuellos de botella y haciendo que la red sea más inteligente.
La nueva red principal RTE-T se apoyará en una red global de líneas nacionales y regionales unida a la red principal. La financiación correrá en gran parte a cargo de los Estados miembros, con algunas posibilidades de financiación regional y de transportes de la UE, incluidos nuevos instrumentos de financiación innovadores. El objetivo es garantizar que, de forma progresiva y para 2050, la inmensa mayoría de las empresas y los ciudadanos europeos no necesite más de treinta de minutos de viaje para acceder a la red global.
En conjunto, la nueva red de transportes facilitará:
·       viajes más seguros y menos congestionados
·       trayectos más sencillos y rápidos
Este acuerdo, alcanzado en las negociaciones a tres bandas entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea, debe ser aprobado formalmente por el pleno del Parlamento Europeo y el Consejo.
El acuerdo
La nueva política de infraestructuras de la UE tiene el objetivo de crear una red real y ya no se centra en proyectos aislados. Las directrices contienen mapas precisos de la red, que se ha definido en base a una metodología objetiva.
La nueva regulación fija fechas límite para asegurar que todos los proyectos que contribuyen al núcleo de la red de transporte se llevarán a cabo como una prioridad. Además, establece estándares para asegurar que los trenes, buques, aviones, camiones y automóviles puedan utilizar la infraestructura de transporte de forma segura y sin problemas técnicos. La red principal de transporte se completará en 2030.
Por ejemplo, en 2030 la red ferroviaria principal estará equipada con el sistema de señalización europeo ERTMS, que permite realizar operaciones transfronterizas de forma sencilla y segura. Los Estados miembros deberán proporcionar espacio suficiente de estacionamiento a lo largo de las carreteras de la red principal para los usuarios comerciales. También será necesario que, en los nodos clave de la red, estén disponibles combustibles alternativos limpios.
Se crearán corredores en la red principal como una forma de fomento coordinado de la infraestructura y las formas eficientes de usarla. La nueva política se centra en los elementos más críticos: los proyectos transfronterizos, la interoperabilidad y la intermodalidad entre diferentes medios de transporte. Coordinadores europeos ayudarán a los Estados miembros y los promotores de proyectos para obtener un beneficio óptimo de todas las inversiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada