miércoles, 12 de marzo de 2014

La reforma de la protección de datos entra en la recta final

El tiempo vuela y más deprisa aún en el campo de Internet, la tecnología, las redes sociales y la nube informática. El reciente escándalo del ciberespionaje realizado por las autoridades estadounidenses ha enfatizado lo necesario que es reformar la legislación europea de protección de datos, que ya tiene veinte años. La Eurocámara debatió esta reforma el 11 de marzo y la vota el 12, con el objetivo de salvaguardar la privacidad.


El pleno del Parlamento Europeo decide esta semana cómo debe tratarse y protegerse las informaciones personales. Las propuestas legislativas que están sobre la mesa contemplan sanciones más duras contra las empresas, límites a la elaboración de perfiles de los consumidores, y autoridades de protección de datos más fuertes e independientes. Y lo que es aún más importante: los usuarios tendrán derecho a ser olvidados, es decir, a que se borren sus datos.

"Las empresas europeas sabrán con exactitud que reglas deben cumplir, al no tener que entender 28 normas nacionales diferentes", explica el eurodiputado verde alemán Jan Philipp Albrecht.

Empresas

"La futura normativa establece que sólo se puede recopilar el mínimo imprescindible de información necesaria para prestar un servicio", detalla Albrecht. "Hemos introducido una nueva disposición que protegerá a los europeos de las solicitudes de acceso a sus datos realizadas por Gobiernos extranjeros", puntualiza.

Albrecht también afirma que la futura reglamentación también limitará las posibilidades de que se puedan vender nuestros datos sin nuestro conocimiento ni nuestro permiso. Y puntualiza: "Por supuesto, tendremos que hacer algunas reformas serias sobre cómo operan nuestros servicios de inteligencia en el mundo tras las revelaciones de Edward Snowden; pero eso es una tarea para los Estados de la UE".

Autoridades públicas

El escándalo del ciberespionaje a cargo de los servicios norteamericanos de seguridad recordó a todo el mundo que la seguridad y la lucha contra la delincuencia no pueden ser una excusa para violar los derechos fundamentales. El Parlamento Europeo también decidirá esta semana sobre las normas que se aplicarán al tratamiento de datos en el marco de la cooperación transfronteriza en materia de cooperación policial y judicial. El objetivo es proteger la transmisión de datos tanto dentro de un mismo Estado como entre Estados diferentes.

"La directiva sobre protección de datos, si se aprueba, mejorará de manera significativa el tratamiento de datos privados realizado por las autoridades policiales y judiciales", subraya el eurodiputado socialista griego Dimitrios Droutsas. "Desde el Parlamento Europeo debemos salvaguardar los derechos de nuestros ciudadanos sin sacrificar el combate de la policía contra la delincuencia", apostilla Droutsas.

Ciberespionaje

La Eurocámara también vota esta semana las conclusiones de una investigación sobre el ciberespionaje de Estados Unidos que durante seis meses ha desarrollado la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. Estas conclusiones incluyen recomendaciones para evitar futuras infracciones y mejorar la seguridad de los equipos de tecnologías de la información de las instituciones de la Unión Europea.

Tras la votación del Parlamento Europeo, las negociaciones con los Estados de la UE comenzarán en cuanto estos acuerden una posición común. El objetivo de los eurodiputados es alcanzar un acuerdo sobre esta importante reforma legislativa antes de que acabe 2014. Una vez adoptada, los Estados europeos dispondrán de dos años para aplicar el reglamento e incluir la directiva en sus legislaciones nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada