lunes, 10 de marzo de 2014

España sale del grupo de países con desequilibrio excesivo

La economía europea crecerá un 1,5 % este año y un 2 % el próximo, eso quiere decir que la recuperación va siendo una realidad en los Estados miembros y que la demanda interna es cada vez mayor. “Pero sigue habiendo problemas”, ha dicho el vicepresidente y comisario de Economía, Olli Rehn, en la presentación de los resultados de la revisión macroeconómica de 17 Estados miembros.


EL ESTADO DE LA ECONOMÍA

Tres países no tienen desequilibrios, Dinamarca, Luxemburgo y Malta; 14 todavía los mantienen, Bélgica, Bulgaria, Alemania, Irlanda, España, Francia, Croacia, Italia, Hungría, Holanda, Eslovenia, Finlandia, Suecia y el Reino Unido, mientras que en el caso de Croacia, Italia y Eslovenia, se considera que son excesivos.


Por primera vez en varios años las proyecciones de crecimiento se han revisado al alza para varios países. Un número de marcadores relacionados con los desequilibrios, en los que se incluyen las cuentas externas y fiscales, la competitividad y los indicadores de comercio, y el endeudamiento global, están mejorando. En muchos países, los precios de la vivienda han tocado fondo y están subiendo moderadamente. La tasa de desempleo se ha estabilizado y ha ido disminuyendo lentamente en varias economías, aunque el paro y otros indicadores de estrés social siguen estando demasiado altos.


ANÁLISIS PORMENORIZADO DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

España, se contaba el año pasado entre los países que sufrían desequilibrios excesivos. La Comisión considera que ha realizado un ajuste significativo a lo largo del último año y que, de mantenerse la tendencia actual, posiblemente seguirá reduciendo sus desequilibrios de forma gradual.

En particular, la recapitalización y reestructuración de los bancos más débiles han disipado las preocupaciones sistémicas sobre el sector financiero y han permitido un final suave del programa de asistencia financiera a principios de este 2014. El mercado de la vivienda se está estabilizando. La destrucción de empleo parece que está llegando a su fin.

EL AJUSTE NO HA CONCLUIDO

A pesar de ese panorama halagüeño, la vulnerabilidad persiste y el ajuste está lejos de haber concluido. El alto endeudamiento privado y público sigue planteando riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera. A pesar de su reciente contracción, el desempleo se mantiene en niveles alarmantes. La reorientación del aparato productivo hacia el sector de la exportación y la recuperación de la competitividad internacional tendrán que mantenerse si se quiere reducir la deuda externa. 

Más información: Comisión Europea


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada