viernes, 28 de marzo de 2014

Los amantes de la alimentación sana y natural están de enhorabuena

La Comisión Europea establece una serie de nuevas normas para los productos ecológicos

Los consumidores europeos se preocupan cada vez más por su alimentación. La demanda de productos ecológicos se ha cuadruplicado en los últimos diez años y eso ha hecho reflexionar a la Comisión sobre la necesidad de actualizar y adaptar las normas para que el sector se pueda seguir desarrollando y responder a los desafíos futuros.

En palabras del comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos: “El futuro del sector ecológico de la UE depende de la calidad y la integridad de los productos vendidos con el logotipo europeo de producción ecológica”. Las nuevas medidas darán a los consumidores mayores garantías sobre los alimentos que se producen y se venden en la Unión, y los agricultores, productores y minoristas tendrán a su alcance un mercado más amplio dentro y fuera de la UE.



La agricultura ecológica en España.

España es el país de la Unión con mayor área dedicada a la agricultura y una de las mayores del mundo (1,8 millones de hectáreas), le siguen Italia (1,1 millones has.), Alemania (1 millón has.).

Según el ministerio de Agricultura, en un periodo de doce años (2000 a 2012) el mercado interior español de productos ecológicos se ha multiplicado por 6; pero no ha alcanzado todavía un grado óptimo. El gasto en productos ecológicos está en torno a los 20 o 21 euros por persona, que equivale al 1% de todo el gasto que los españoles hacen en alimentación y bebidas. A pesar de la crisis en 2012 el crecimiento del mercado español de productos ecológicos, ha seguido siendo positivo, lo que demuestra su fuerte potencial de crecimiento.



¿Por qué una nueva normativa?

La agricultura ecológica combina las mejores prácticas ambientales, un alto nivel de biodiversidad, protección de los recursos naturales y altos niveles de producción a partir de sustancias y procesos naturales. Está orientada hacia un mercado específico que responde a una demanda muy concreta de los consumidores que junto a los productos quiere estar seguro de que se respetan bienes públicos como la protección del medio ambiente, el bienestar animal y desarrollo rural.

La demanda de productos ecológicos es cada vez mayor, y se añaden más productos, a esto hay que sumarle los transformados y las importaciones de otros países. La política de la UE tiene que adaptarse a todos esos cambios con:

Normas más estrictas y más claras sobre producción:
  • se eliminan varias exenciones y excepciones;
  • las explotaciones no podrán dedicarse a la vez a la agricultura ecológica y a la tradicional.

La mayor parte de la materia prima que se utilice en la producción y transformación será también ecológica:
  • tanto los agricultores, distribuidores y minoristas, como los productores ecológicos, deben aplicar las mejores prácticas medioambientales;
  • refuerzo y mejora en el sistema de control;
  • utilización más eficaz de los recursos dirigidos a las actividades con más riesgo;
  • controles a los minoristas;
  • adopción de medidas cuando se encuentren sustancias no autorizadas en los productos ecológicos;
  • se crea un sistema de certificación de grupo para ayudar a los pequeños agricultores a integrarse en el régimen ecológico;
  • aumentarán las exportaciones de productos ecológicos de la UE y se estrecharán relaciones con países que no pertenecen a la Unión;
  • se divulgará más información sobre iniciativas de desarrol lo rural y agrícola;
  • se reforzarán los vínculos entre los proyectos de investigación e innovación y la producción ecológica; 
  • se fomentará el consumo de alimentos ecológicos, sobre todo en centros escolares o cuando intervengan contratos públicos.

La producción ecológica en la Unión Europea

En la UE hay más de 186.000 granjas orgánicas que cultivan una superficie total de 9,6 millones de hectáreas, el 5,4% de la superficie agrícola total. En general las explotaciones ecológicas son más grandes que las convencionales y sus directivos son más jóvenes. En España los consumidores de productos ecológicos son jóvenes y más mujeres que hombres, aquí podéis ver el estudio del perfil del consumidor de alimentos ecológicos realizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada