martes, 18 de marzo de 2014

Casi 4 mil millones de euros para ayudar a los europeos más desfavorecidos

El fondo ayudará a los europeos más desfavorecidos durante el período 2014 – 2020.

El Fondo Europeo de Ayuda a los más desfavorecidos (FEAD), propuesto por la Comisión Europea, ha sido aprobado definitivamente y puede ponerse en marcha ya. Será una ayuda importante para las personas más vulnerables de Europa, especialmente los niños, que son a los que más ha afectado la crisis económica y social.

En palabras del comisario de Asuntos Sociales e Inclusión, László Andor, el aumento en el presupuesto del nuevo Fondo permitirá que “unos 4 millones de personas se beneficien de asistencia inmediata” e invita a los Estados miembros a que lo pongan en marcha lo antes posible, de acuerdo con sus necesidades específicas.



En España se encarga el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) del ministerio de Agricultura y Alimentación, que en 2013 recibió de la UE 85,6 millones de euros destinados a la compra directa de alimentos, a las industrias que los fabrican. Las organizaciones Cruz Roja Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), han sido las encargadas de distribuir los alimentos entre 9 000 entidades de todas las provincias. En total la ayuda ha llegado a unos 2 000 000 de personas cuya situación económica o familiar de necesidad, les impide comprar alimentos de forma regular.

¿QUÉ CLASE DE ASISTENCIA PROVEE EL FEAD?

El FEAD apoyará las acciones de los Estados miembros para proporcionar una amplia gama de asistencia material no financiera a los ciudadanos más necesitados, incluida comida, ropa y otros bienes esenciales para su uso personal, tales como zapatos, jabón o champú. La distribución de la ayuda material estará complementada con medidas de reinserción social, como guía y apoyo para ayudar a estas personas a salir de la pobreza. 

EL FONDO SE COMPLEMENTARÁ CON EL FONDO SOCIAL EUROPEO (FSE)

Una alimentación insuficiente y la falta de productos de primera necesidad, como ropa, hace que a las personas más afectadas les sea imposible escapar de la pobreza y de la exclusión e incluso aprovechar las medidas de formación o de asesoramiento como las promovidas por el Fondo Social Europeo. El FEAD les ayudará a romper el círculo vicioso de la pobreza y la privación al satisfacer las necesidades más básicas. 

¿POR QUÉ SE HA CREADO ESTE NUEVO FONDO SI EL ANTERIOR FUNCIONABA BIEN?

El programa de ayuda para las personas más necesitadas (MDP) se creó en 1987 para utilizar los excedentes agrícolas y ponerlos a disposición de los Estados miembros que quisieran utilizarlos como ayuda alimentaria para las personas más necesitadas. Las sucesivas reformas de la Política Agrícola Común, en combinación con el aumento simultáneo de los precios de los alimentos en los mercados internacionales, provocaron que los excedentes fueran menores.
Alemania, apoyada por Suecia, puso una demanda ante el Tribunal de la UE en abril de 2011 por las asignaciones de dinero a algunos Estados miembros para que compraran alimentos para los más desfavorecidos. El resultado fue que en 2014 ya no habría fondos, justo en un momento en el que las necesidades de los ciudadanos habían aumentado.

SITUACIÓN DE LA UE COMO RESULTADO DE LA CRISIS

Hoy en día, los países de la UE están lejos de alcanzar la meta de 2020 que tiene como objetivo disminuir sensiblemente la pobreza en la UE y el empeoramiento de la situación social provocada por la crisis económica, que  está socavando la sostenibilidad de los sistemas de protección social.

Según las estadísticas de 2011:

  • El 24% de toda la población de la UE (más de 120 millones de personas), está en riesgo de pobreza o exclusión social - esto incluye el 27% de los niños en Europa, el 20,5% de los mayores de 65 años , y el 9% de los que tienen un puesto de trabajo.
  • Cerca del 9% de los europeos viven en privación material grave - no tienen       recursos para tener una lavadora,  un teléfono, calentar sus hogares o hacer frente a gastos inesperados.
  • El 17% de los europeos vive con menos del 60% del ingreso medio de los hogares de su país.
  • El 10% de los europeos vive en hogares en los que nadie tiene trabajo.
  • Hay una gran brecha de rendimiento entre los sistemas de protección social en los diferentes países de la UE.
  • 12 millones más de mujeres que de hombres viven en la pobreza en la UE. Poblaciones específicas, como los gitanos, están especialmente en riesgo: de ellos dos tercios están en el paro, sólo uno de cada dos niños asiste a la guardería y sólo el 15% cursa la secundaria completa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario