miércoles, 26 de marzo de 2014

El sistema de la UE de alerta rápida (RAPEX) sobre productos peligrosos cumple diez años.

RAPEX lleva diez años protegiendo a los consumidores europeos frente a productos no alimenticios inseguros. En 2013, los Estados miembros de la UE tomaron 2 364 medidas al respecto, lo que representa un aumento de las alertas del 3,8 % frente a 2012.



RAPEX es el sistema de la UE de alerta rápida entre los Estados miembros y la Comisión Europea sobre productos no alimenticios. Su cometido es difundir rápidamente información sobre productos que puedan ser peligrosos y sobre las medidas nacionales en materia de cumplimiento de la legislación al respecto. Así se identifican antes y se retiran pronto de los mercados de la UE los productos peligrosos para los consumidores.

«RAPEX demuestra que Europa está atenta y vela por la seguridad de sus quinientos millones de ciudadanos. Es un ejemplo del éxito de la cooperación entre las autoridades nacionales y las instituciones de la UE en beneficio de nuestros ciudadanos. El 10º aniversario de RAPEX nos recuerda la creciente importancia que las autoridades otorgan a la cooperación para garantizar la mayor seguridad del Mercado Único», ha dicho Neven Mimica, Comisario de Política de Consumidores.

Desde su creación en 2003, RAPEX no ha dejado de crecer, tanto en cuanto a las alertas recibidas como en las acciones emprendidas en respuesta a ellas. En 2003, las notificaciones fueron unas doscientas, mientras que actualmente RAPEX recibe y distribuye más de dos mil notificaciones anuales.

¿Qué productos entrañan riesgos?

En 2013, las dos principales categorías de productos frente a las que hubo que tomar medidas correctoras fueron, 

  • las prendas de vestir, los tejidos y artículos de moda (25 %)
  • los juguetes (25 %). 
Los riesgos más frecuentes que plantearon estos productos fueron los riesgos químicos, el de estrangulamiento y el de lesiones.

¿De dónde proceden?

China es el principal país de origen de los productos notificados en el sistema de alerta. El año pasado, el 64 % de las notificaciones fueron de productos peligrosos procedentes de este país.

A fin de que los fabricantes chinos estén mejor informados y respeten más los requisitos, la UE tiene establecida una colaboración bilateral con China para el intercambio de información entre las autoridades y para actividades de comunicación. En este diálogo, la Comisión Europea también destaca la importancia de reforzar la trazabilidad de los productos notificados. 

En un reciente estudio de un grupo de expertos financiado por la Comisión Europea se hacen recomendaciones para mejorar la trazabilidad y para orientar a los consumidores sobre las cuestiones a las que deben prestar atención.


Fuente: Europa.eu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada