viernes, 27 de junio de 2014

Apoyo a la educación en los países en desarrollo

Andris Piebalgs, comisario europeo de Desarrollo, ha anunciado hoy nuevos fondos para apoyar la educación en los países en desarrollo durante los siete próximos años, a través de la Asociación Mundial por la Educación (GPE, en sus siglas inglesas).

En su intervención en la conferencia de la segunda reposición voluntaria de la Asociación Mundial por la Educación, organizada bajo los auspicios de la UE, el Comisario indicó que la nueva ayuda de 375 millones EUR (510 millones de dólares) contribuirá a proporcionar educación básica en los cerca de 60 países en los que opera actualmente la Asociación Mundial por la Educación.


Esta financiación viene a añadirse al compromiso actual de la Unión en favor de la educación: en el Programa para el Cambio (la estrategia de la UE dirigida a reorientar su ayuda para apoyar a aquellos sectores y países que más la necesitan y a las situaciones en las que más se pueda notar su intervención), el Comisario se comprometió a gastar al menos el 20 % de la ayuda al desarrollo de la UE en integración social y desarrollo humano, incluida la educación. 

La financiación total de la UE a la educación para los países en desarrollo asciende a unos 4 500 millones EUR entre 2014 y 2020. Esto incluye 2 800 millones EUR para educación y formación profesional de base, la mayoría a través de la cooperación bilateral, y 1 680 millones EUR para el programa de educación superior. El 51 % de los países que reciben apoyo se considera «frágil» (países afectados actualmente por conflictos y países que salen de conflictos), lo que representa un incremento de casi el 10 % desde 2013.

La conferencia de reposición de hoy aspira a movilizar recursos nacionales y financiación exterior con fines de educación en los países de la GPE para el período de 2015-2018, lo último a través del Fondo de la GPE y mediante ayuda bilateral. 

Contexto
Componen la Asociación Mundial por la Educación casi 60 Gobiernos de países en desarrollo y Gobiernos de países donantes, organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, organizaciones de profesores, organizaciones internacionales, el sector privado y fundaciones, cuya misión conjunta es estimular y coordinar un esfuerzo mundial dirigido a proporcionar una educación de buena calidad para los niños, dando prioridad a los más pobres y más vulnerables. Se han destinado 3 700 millones USD a lo largo de la última década para apoyar las reformas de la educación en los países en desarrollo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada