miércoles, 2 de octubre de 2013

Finalistas del Premio Sájarov

Ales Bialatski, Eduard Lobau y Mykola Statkevich, prisioneros políticos bielorrusos, Edward Snowden, quien destapó el escandaloso espionaje global Estados Unidos vía Internet, y Malala Yousafzai, joven activista paquistaní que lucha por la educación de las niñas, son los finalistas de la edición 2013 del Premio Sájarov del Parlamento Europeo. El ganador será elegido por el Presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, y los líderes de los grupos políticos el 10 de octubre.
La entrega del galardón tendrá lugar el 20 de noviembre en Estrasburgo. Los nombres de los tres finalistas fueron desvelados el 30 de septiembre tras una reunión de las comisiones parlamentarias de Asuntos Exteriores y Desarrollo, y de la subcomisión de Derechos Humanos.
Los disidentes Ales Bialatski, Eduard Lobau y Mykola Statkevich representan a todos los prisioneros políticos en Bielorrusia. Están encarcelados desde la manifestación pacífica celebrada en la plaza de la Independencia de Minsk el 19 de diciembre de 2010. Esa multitudinaria protesta fue contra la reelección del Presidente Alexander Lukashenko. Ales Bialatski es Presidente del centro en favor de los derechos humanos Viasna; Eduard Lobau es un activista de Malady Front; y Mykola Statkevich fue candidato a las presidenciales en 2010.

Edward Snowden es el informático ex empleado de los servicios de seguridad e inteligencia de Estados Unidos, que desveló información confidencial sobre la vigilancia global norteamericana de las comunicaciones a través de Internet. El Gobierno estadounidense lo acusó en junio de 2013 de espionaje, robo y uso ilícito de propiedades del Gobierno. Rusia le concedió asilo temporal en julio.
Malala Yousafzai es una joven de dieciséis años que lucha en el valle paquistaní de Swat por el derecho de la mujer a la educación, la libertad y la autodeterminación, y contra la prohibición talibán de que las niñas vayan al colegio. Malala Yousafzai comenzó su combate a los once años a través de un blog en el que firmaba con pseudónimo y, rápidamente, se convirtió en una voz destacada. En octubre de 2012 la intentaron asesinar y desde entonces es un símbolo de la lucha por los derechos de la mujer y el acceso universal a la educación.

Fuente: Parlamento Europeo/En portada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada