jueves, 29 de junio de 2017

Educación financiera para todos



Estrategias y buenas prácticas de educación financiera en la Unión Europea

El CESE ha mencionado en repetidas ocasiones la necesidad de promover políticas de educación financiera con vistas a mejorar la protección de los consumidores en los mercados financieros. Esto se debe a la delicada posición del cliente minorista, que se enfrenta a un mercado repleto de instrumentos financieros complejos y a un sector financiero que en cierta medida se ha comportado de manera irresponsable, pues no ha informado a la gente sobre los riesgos que estos productos entrañaban. Por educación financiera se entiende aquel proceso por el cual los consumidores mejoran la comprensión de los productos financieros y adquieren un mayor conocimiento de los riesgos financieros y de las oportunidades del mercado, adoptando las decisiones económicas con una información adecuada. Una educación financiera plenamente accesible beneficia al conjunto de la sociedad, reduciendo los riesgos de exclusión financiera y alentando a los consumidores a planificar y ahorrar, contribuyendo también de esta manera a evitar el sobreendeudamiento. Para impulsar la cultura financiera entre los consumidores han surgido diversas iniciativas por parte de los organismos supervisores, de las entidades financieras y de otros actores de la sociedad civil, bajo la denominación «Planes de educación financiera»

No hay comentarios:

Publicar un comentario