martes, 23 de mayo de 2017

Un mercado único digital en Europa

Reducir los obstáculos para aprovechar las posibilidades que ofrece la red

El mercado único de la Unión Europea ofrece a los ciudadanos y las empresas europeos importantes libertades y derechos que les permiten circular, realizar transacciones comerciales o desarrollar actividades económicas en todo el territorio de la Unión. Estas libertades se traducen, a su vez, en el máximo crecimiento y difusión de las innovaciones y en la mayor variedad posible de opciones y oportunidades para los ciudadanos. Sin embargo, hoy en día cada vez son más los productos y servicios que se ofrecen en formato digital o en línea. Tanto si se desea ver películas como participar en licitaciones públicas, realizar compras o estudiar, lo más probable es que para ello se utilicen (o puedan utilizarse) herramientas en línea. A menudo los europeos se enfrentan a obstáculos a la hora de utilizar estos servicios y herramientas en línea, a pesar de que la UE lleva décadas tratando de eliminar esos mismos impedimentos «fuera de línea». Estos obstáculos pueden abarcar desde unos gastos de envío desmesurados y poco transparentes hasta el «bloqueo geográfico» intencionado de servicios con el fin de limitarlos a un determinado país o región, pasando por la falta de acceso a internet o de capacidades digitales y el mosaico de normas diferentes a escala de la UE. Por todo ello necesitamos crear un mercado único digital en Europa: es una de las diez prioridades de la Comisión Europea. Un mercado único digital significa menos obstáculos y más oportunidades. Significa un espacio sin fronteras en el que los ciudadanos y las empresas puedan comerciar, innovar e interactuar de forma legal, con total seguridad y a un precio asequible, lo que hará su vida más fácil. Significa que las empresas puedan utilizar plenamente las nuevas tecnologías y que las pequeñas empresas, en particular, puedan atravesar la UE con «un solo clic». Esto podría aportar 415 000 millones de euros anuales a nuestra economía y crear cientos de miles de nuevos puestos de trabajo. La Comisión presentó en mayo de 2015 su estrategia para el mercado único digital, la cual incluye un conjunto de dieciséis nuevos actos legislativos y medidas. Las iniciativas se agrupan en tres pilares principales: garantizar el acceso; garantizar el entorno adecuado para la innovación en línea en Europa; y garantizar que todos y cada uno de los ciudadanos, empresas y administraciones puedan sacar el máximo partido de la transformación digital. Se trata de adoptar unas normas más modernas y más armonizadas sobre temas como la protección de los consumidores, los derechos de autor y las ventas en línea. La presente publicación forma parte de una serie que explica la actividad de la UE en distintos ámbitos políticos, las razones por las que interviene y los resultados obtenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario