viernes, 3 de octubre de 2014

«Informe Horizonte de Europa: edición centros de enseñanza 2014»


El «Informe Horizonte de Europa: edición centros de enseñanza 2014» presenta las principales tendencias, retos y avances tecnológicos que probablemente tengan un impacto en los sistemas educativos de los centros de enseñanza. El «Informe Horizonte Europa: edición centros de enseñanza 2014» ha sido elaborado por la Comisión Europea en colaboración con un equipo dirigido por la Universidad de Ciencias Aplicadas Inholland (Países Bajos) y el New Media Consortium (NMC), un organismo sin ánimo de lucro con sede en los Estados Unidos que agrupa a expertos en tecnología educativa. Se basa en la serie de Informes Horizonte de NMC y en su método, así como en estudios elaborados por el Centro Común de Investigación dela Comisión sobre el futuro del aprendizaje, tales como FutLearn y MATEL.

¿Cómo se han seleccionado las tecnologías, las tendencias y los retos del informe?
El informe abarca dieciocho temas, entre los que figuran nuevas tecnologías, como la computación en la nube, tendencias, como el uso cada vez más extendido de los medios sociales, y retos que afrontan los centros de enseñanza, como la necesidad de mejorar las destrezas y competencias digitales. Los temas han sido seleccionados por el grupo de expertos europeos del Proyecto Horizonte, compuesto por cincuenta y tres especialistas en educación europea, tecnología y otros ámbitos, que proceden de veintidós países europeos y de organizaciones y redes internacionales.

¿Qué ha hecho la Comisión hasta ahora para abordar los retos que se ponen de relieve en el informe?
En septiembre de 2013, la Comisión publicó su estrategia «Apertura de la educación», con el fin de promover la innovación y las prácticas y recursos educativos abiertos necesarios para contribuir a la educación de alta calidad, así como a las destrezas digitales que serán necesarias en el 90 % de los puestos de trabajo de aquí a 2020. Dicha estrategia exige medidas para hacer realidad las aulas digitales e insta a las administraciones nacionales, a los centros de enseñanza, a los profesores, a los alumnos y a otras partes interesadas a que busquen nuevas formas de cooperación, de trabajo y de aprendizaje. Erasmus+, el nuevo programa de la UE para la educación, la formación, la juventud y el deporte, financia proyectos innovadores y tecnológicos que mejoran la educación y contribuyen al desarrollo de nuevos y numerosos recursos educativos abiertos.

Ya se han puesto en marcha varias iniciativas y buenas prácticas financiadas por la UE, por ejemplo eTwinning, que permite la colaboración transfronteriza entre centros de enseñanza a través de un portal en línea, ITEC: diseñando el aula del futuro que promueve la innovación en la docencia, y Open Discovery Space, que proporciona acceso a recursos educativos digitales.

¿Qué cambiará tras este informe?
El objetivo del informe es ayudar a los responsables políticos, a los comités de dirección y a los responsables de los centros de enseñanza a comprender y desarrollar estrategias para difundir el uso de la tecnología, con el fin de garantizar que los sistemas educativos europeos doten a sus alumnos de las destrezas y competencias que van a necesitar en el futuro.

¿Qué información se ha utilizado para elaborar el informe?
El informe contiene referencias y enlaces a más de ciento cincuenta publicaciones (estudios, artículos, documentos estratégicos, blogs, etc.) y proyectos europeos (tanto financiados por la UE como nacionales), así como a iniciativas políticas europeas e internacionales. Más del 70 % de los ejemplos citados en el informe son europeos. El marco multidimensional de aulas creativas, elaborado por el Centro Común de Investigación, se ha utilizado para garantizar una revisión coherente, sistemática y exhaustiva.

¿Qué tendencias se identifican en el informe?
A corto plazo, los expertos creen en la omnipresencia de los medios sociales en la educación. Consideran, además, que la tecnología requiere un replanteamiento de la función de los profesores. A medio plazo, tanto los profesores como los alumnos harán un mayor uso de recursos educativos abiertos y diseños híbridos, lo que impulsará la combinación de entornos de aprendizaje presenciales y virtuales. Por último, los expertos creen que el aprendizaje en línea evolucionará de manera significativa en los próximos cinco años y que aumentarán el aprendizaje y la evaluación basados en datos.

¿Qué retos se identifican en el informe?
Los expertos han examinado tres categorías diferentes de retos. En primer lugar, los retos «asumibles», que pueden resolverse fácilmente o para los que ya existen soluciones que pueden aplicarse fácilmente. Estos incluyen la integración de las nuevas tecnologías en la formación del profesorado y la mejora del nivel de competencias digitales en los centros de enseñanza. En segundo lugar, los retos «difíciles», que requerirán más tiempo y esfuerzo para ser resueltos; por ejemplo, el «aprendizaje auténtico» (es decir, trasladar a las aulas experiencias de la vida real) y la combinación del aprendizaje en entornos presenciales y virtuales.

Por último, los expertos califican algunos retos de «endiablados». Estos retos serán mucho más difíciles de resolver y requerirán más tiempo. Incluyen la necesidad de mejorar la enseñanza del pensamiento complejo y la comunicación efectiva y la de abordar la falta de estrategias para garantizar que los estudiantes participen más activamente en el codiseño de sus actividades de aprendizaje.

¿Qué tecnologías consideran los expertos que van a utilizarse en la educación en los próximos años?
En un año más o menos, en muchas aulas de toda Europa la computación en la nube y en las tabletas se habrá generalizado y, dentro de dos o tres años, los juegos de ordenador formarán parte integrante de la docencia. Los estudios muestran que los juegos de ordenador pueden fomentar las destrezas sociales y simular hipótesis que pueden ayudar a los alumnos a comprender mejor cuestiones como el racismo o la desigualdad. Además, en los próximos años, dispositivos móviles como los teléfonos inteligentes o las tabletas serán herramientas cada vez más útiles para el aprendizaje. Por el contrario, lo más probable es que el uso extendido del aprendizaje personalizado y los laboratorios virtuales o remotos tarde hasta cinco años.

¿Qué son los recursos educativos abiertos?
Los recursos educativos abiertos son recursos de aprendizaje, como libros de texto, apuntes, exámenes, trabajos, vídeos o archivos de audio que pueden utilizarse, compartirse y adaptarse a necesidades específicas de aprendizaje de forma gratuita. Pueden ser útiles para la enseñanza, el aprendizaje, la evaluación y la investigación. En OpenEducationEuropa.eu la puerta de acceso de la Comisión Europea al aprendizaje innovador, pueden encontrarse recursos educativos abiertos europeos.




El informe, publicado por la Comisión Europea y el New Media Consortium —organismo sin ánimo de lucro con sede en los Estados Unidos que agrupa a expertos en tecnología educativa— subraya el escaso nivel de destrezas y competencias digitales de los alumnos y la necesidad de integrar el uso eficaz de las tecnologías de la información y de las comunicaciones en la formación del profesorado constituyen uno de los retos más acuciantes a los que se enfrenta en la actualidad la enseñanza europea. 

El primer «Informe Horizonte de Europa: edición centros de enseñanza 2014» presenta, en definitiva, las tendencias y avances tecnológicos que probablemente tengan un impacto en la educación durante los próximos cinco años. Clasifica en tres categorías los retos que afrontan los centros de enseñanza europeos: «asumible», «difícil» y «endiablado».

El informe se hace eco de los objetivos de la iniciativa «Apertura de la educación» de la Comisión y se basa en los datos aportados por más de cincuenta expertos procedentes de veintidós países europeos, el Centro Común de Investigación de la Comisión, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En él se afirma que son necesarias medidas urgentes para promover la innovación en las aulas, a fin de sacar partido al uso más extendido de los medios sociales, a los recursos educativos abiertos y al aumento del aprendizaje y la evaluación basados en datos.

Señala, además, la integración de las TIC en la formación del profesorado y la mejora del nivel de competencias digitales de los alumnos son retos asumibles. La creación de «auténticas» oportunidades de aprendizaje basadas en la experiencia de la vida real y la combinación de educación formal y no formal serán más difíciles de realizar a corto plazo. Los retos más difíciles, calificados de «endiablados», incluyen la necesidad de mejorar la enseñanza del pensamiento complejo y lograr que los estudiantes sean «codiseñadores» del aprendizaje.


Los expertos vaticinan que, en el plazo de un año, en muchos centros de enseñanza europeos la computación en la nube y en las tabletas se habrá generalizado y que, dentro de dos o tres años, el aprendizaje a través de juegos de ordenador y una combinación de entornos presenciales y virtuales formarán parte integrante de la enseñanza. Afirman, además, que el desarrollo de laboratorios remotos y virtuales y de estrategias que animen a los estudiantes a participar de manera activa en el codiseño de su aprendizaje puede tardar hasta cinco años

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada