miércoles, 20 de mayo de 2015

Un sistema europeo común de asilo


Se concede asilo a toda persona que huye de algún tipo de persecución o que está amenazada de daños graves. El asilo es un derecho fundamental, y su concesión, una obligación internacional con arreglo a la Convención de Ginebra de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados. En un espacio con fronteras abiertas y libertad de circulación, debemos aplicar un enfoque común a la política de asilo en toda la UE. Los flujos de asilo no son constantes ni se distribuyen de forma homogénea en la UE. Han oscilado, por ejemplo, entre la cifra máxima de 425 000 solicitudes para los Estados de la Europea de los Veintisiete en 2001 y menos de 200 000 solicitudes en 2006. En 2012, se registraron más de 330 000 solicitudes. La política de asilo no debe ser una lotería. Los Estados miembros tienen la responsabilidad colectiva de acoger a los solicitantes de asilo en condiciones dignas, asegurando que se les dispensa un trato equitativo y que su caso se examina con arreglo a normas uniformes que garanticen un resultado similar con independencia del lugar de presentación de la solicitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada