lunes, 12 de diciembre de 2016

Cuerpo Europeo de Solidaridad



El Cuerpo Europeo de Solidaridad es una nueva iniciativa de la Unión Europea cuyo objetivo es crear oportunidades para que los jóvenes trabajen como voluntarios o colaboren en proyectos —en sus propios países o en el extranjero— que beneficien a comunidades y ciudadanos de toda Europa.

Para inscribirte en el Cuerpo Europeo de Solidaridad debes tener 17 años, pero no podrás empezar el proyecto hasta que hayas cumplido los 18. En los proyectos del Cuerpo Europeo de Solidaridad podrán participar personas de hasta 30 años.
Tras un sencillo proceso de inscripción, se realizará la selección de los participantes, que podrán incorporarse a una amplia gama de proyectos relacionados, por ejemplo, con la ayuda a la prevención de catástrofes naturales o a la posterior reconstrucción, la asistencia en centros de acogida de solicitantes de asilo u otros problemas de tipo social.
Los proyectos del Cuerpo de Europeo de Solidaridad tendrán una duración comprendida entre dos meses y un año. Por lo general se desarrollarán dentro de los Estados miembros de la Unión Europea.
Los jóvenes que participen en el Cuerpo Europeo de Solidaridad aceptarán y defenderán sus objetivos y principios.

Objetivos del Cuerpo Europeo de Solidaridad

El objetivo del Cuerpo Europeo de Solidaridad es atraer a jóvenes para juntos construir una sociedad más integradora, apoyando a las personas vulnerables y respondiendo a los retos sociales. Ofrece una experiencia estimulante y enriquecedora para los jóvenes que deseen ayudar, aprender y crecer.

Principios del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad tienen que tener ideas, convicciones y expectativas. Las organizaciones participantes tienen que tener presentes estas necesidades ya que son responsables de crear un ambiente de acogida respetuoso y de confianza. Al mismo tiempo, las organizaciones participantes en la iniciativa dedican mucho tiempo, energía y recursos a que la actividad sea de calidad. Por eso esperan que los participantes respondan con un grado similar de respeto hacia las comunidades locales y las personas relacionadas directamente con las actividades.
Estos principios generales de conducta tienen en cuenta la gran variedad de posibles participantes, organizaciones y ámbitos en que puedan llevarse a cabo las actividades y deben adaptarse a las circunstancias específicas de cada actividad.
Los jóvenes que piensen incorporarse al Cuerpo Europeo de Solidaridad deben leer atentamente este documento. Los participantes se comprometen a defender los siguientes principios:
  • Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad se adhieren a los valores de solidaridad, respeto de la dignidad humana y derechos humanos y creen en una sociedad justa e igualitaria en la que prevalecen el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia y la igualdad.
  • Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad se esfuerzan por mejorar la solidaridad entre las personas respetando sus culturas y tradiciones y aspiran a construir una comunidad de responsabilidades compartidas y ayuda mutua.
  • Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad están dispuestos a aportar una valiosa contribución a la sociedad y demostrar solidaridad, cooperación y comprensión mutua.
  • Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad no deben actuar de ninguna manera que pueda perjudicar a los demás o a sí mismos.
  • Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad deben respetar las normas, la estructura organizativa y los hábitos de la organización de acogida, y tener presente que ello puede ser necesario para respetar la salud, la seguridad y la dignidad personal de quienes participan en la actividad. Los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad deben respetar la legislación vigente del país donde vayan.
  • La incorporación al Cuerpo Europeo de Solidaridad debe ser siempre una decisión voluntaria del joven, que puede también renunciar libremente a la iniciativa y tiene derecho a rechazar cualquier oferta de colocación del Cuerpo sin que ello afecte a sus posibilidades de que se le hagan otras ofertas en el futuro.
  • La participación en el Cuerpo Europeo de Solidaridad no implica el pago de ninguna cuota.
  • Al final de la actividad, los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad tienen derecho a recibir un certificado de su participación en la misma.
  • Al aceptar la participación en una actividad de voluntariado, los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad firmarán un contrato de solidaridad con la organización participante, en el que se detallarán las condiciones de la actividad, que serán acordes a los principios de la Carta del Cuerpo Europeo de Solidaridad. En el caso de las actividades ocupacionales, el contrato de trabajo tendrá un objetivo similar.
  • Antes de empezar la actividad y durante ella, se informará claramente a los participantes del Cuerpo Europeo de Solidaridad de las tareas que vayan a realizar y, cuando proceda, se les proporcionará una formación adecuada y apoyo lingüístico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada