lunes, 13 de abril de 2015

3 años de la Iniciativa Ciudadana Europea


En los tres últimos años, unos seis millones de europeos han apoyado iniciativas ciudadanas europeas (ICE) y han hecho oír su voz para llamar directamente a la atención de los responsables de las políticas europeas sobre causas importantes.  La Comisión Europea publica un informe en el que se examina la aplicación de este nuevo instrumento desde su entrada en vigor, el 1 de abril de 2012.
El hecho de que dos iniciativas ciudadanas hayan completado ya el proceso en su totalidad pone de manifiesto que el Reglamento por el que se establece la ICE se ha aplicado plenamente. Sin embargo, el informe reconoce que todavía hay margen para mejorar el proceso y determina una serie de posibles cuestiones para debatir en profundidad con las partes interesadas y las instituciones.
En virtud de las normas establecidas en el Tratado de Lisboa, si una iniciativa ciudadana recoge más de un millón de declaraciones de apoyo (firmas) en un ámbito en el que la Comisión es competente para proponer legislación, la Comisión debe debatir formalmente la cuestión y publicar una respuesta en forma de Comunicación de la Comisión.
El informe muestra que, en los tres últimos años, se han recibido 51 solicitudes para poner en marcha una iniciativa. De esas 51 solicitudes, 31 correspondían a ámbitos de competencia de la Comisión y fueron registradas; 3 han alcanzado el umbral del millón de firmas; 12 llegaron al final del período de recogida de declaraciones de apoyo sin alcanzar ese umbral; 3 siguen recogiendo declaraciones de apoyo y 10 fueron retiradas por los organizadores.
Se han recibido declaraciones de apoyo de ciudadanos de los 28 Estados miembros de la UE. No obstante, se han dado situaciones en las que algunos ciudadanos no han podido apoyar iniciativas debido a los requisitos divergentes de los Estados miembros. La Comisión participa en un debate constructivo con los Estados miembros interesados para abordar estas cuestiones y ha adoptado hoy medidas para facilitar su solución.
La creación de sistemas de recogida de firmas en línea también ha resultado difícil para los organizadores y, en algunos casos, ha repercutido en el tiempo disponible para recoger las declaraciones de apoyo. La Comisión ha ofrecido a los organizadores soluciones de alojamiento temporal y ha encargado recientemente un estudio sobre el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la ICE para buscar una solución sostenible.
 Contexto
La Iniciativa Ciudadana Europea fue introducida por el Tratado de Lisboa. Las normas y los procedimientos aplicables se establecen en un Reglamento adoptado por el Parlamento Europeo y el Consejo el 16 de febrero de 2011. Dicho Reglamento se empezó a aplicar el 1 de abril de 2012. El Reglamento prevé que, a más tardar el 1 de abril de 2015, y posteriormente cada tres años, la Comisión presentará un informe sobre su aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada